Back to top
Comparte
Please, assign a menu
In stock

Poinsetia en bolsa navideña

13,00 

La flor de pascua es la reina de las flores de la navidad. La poinsetia es fundamentalmente roja, aunque suele darse de más colores. También la tenemos en rosa y en blanco, consúltanos.

LUZ
La Flor de Pascua necesita mucha luz cuando está en flor, por ejemplo, cerca de una ventana.  En otoño, invierno y primavera, no importa que le dé el sol directamente porque no es muy fuerte, en verano hay que protegerla del sol directo.

HUMEDAD
Si el ambiente es seco, las hojas se caen. Odia la calefacción fuerte.

RIEGO
Riego por abajo, es decir, poniendo la maceta unos 15 minutos en un cuenco o plato con agua y retira el agua sobrante que la planta no haya absorbido. Con 2 riegos por semana es suficiente para la Flor de Pascua.

ABONOSon muy adecuados los abonos de lenta liberación. No deben aplicarse abonos foliares cuando las brácteas empiezan a tomar color. Abonar frecuentemente hasta que la planta florezca.

Si se piensa tirar pasada la navidad, no hace falta abonarla más, tendrá suficiente con el substrato que hemos incorporado al transplantar.

Pero si decidimos conservarla hay que abonarla con un fertilizante universal, siguiendo las instrucciones que marque el fabricante.

El látex (líquido blanco lechoso) que sale cuando se parten las ramas puede irritar la piel y las mucosas.

CONSERVACIÓN
Terminada la floración la Poinsetia se puede conservar. En climas cálidos sin heladas, se puede plantar en el jardín y dejarla que se desarrolle ahí como un arbusto. Pero en climas frescos, con heladas que no permitan su supervivencia en el exterior, pretender obtener nuevas flores (brácteas) el próximo invierno, es complicado y se suele desechar.

Modificar artificialmente las hojas para conseguir que se vuelvan de color rojo es una tarea muy difícil de realizar en casa, pero, esencialmente, consiste en mantener la planta en absoluta oscuridad durante las doce semanas anteriores a la floración, es decir durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, durante al menos catorce horas diarias.