Verano es la estación en la que requieren más ciudados las plantas de interior. Ya han salido del reposo vegetativo con toda su fuerza y es el momento de más crecimiento, por lo que debemos esforzarnos en darles lo que necesitan para que estén espléndidas. El primer consejo para cuidar plantas de interior es observarlas. Vamos a profundizar en otros tips básicos.

Riego

Una vez a la semana es la norma, pero sobre todo el sentido común y observar nuestras plantas es lo que nos va a indicar cuando debemos regarlas. Los días de más calor las plantas necesitan más agua, por lo que puede que las tengamos que regar cada cinco días.

La mejor forma de regarlas, siempre que el tamaño nos lo permita, es por inmersión durante 10 minutos, es decir introducir toda la maceta en agua. Así la planta absorbe lo que necesita y nos aseguramos que todas las raíces puedan coger agua. No regar hasta que veamos la superficie de la tierra seca. Es siempre más peligroso el exceso que la falta.

Limpieza

Agradecen nuestras plantas de interior que limpiemos sus hojas. La mejor manera es humedecer un paño con agua y pasárselo por las hojas. Esto solo nos sirve para las plantas de hojas lisas. La hojas que tienen tricomas o pelitos no podemos limpiarlas. A las plantas con flor hay que quitarles las flores marchitas para que tengan más fuerza para producir otras flores. Hojas secas quitarlas siempre cortándolas. No es recomendable usar el abrillantador para las hojas, si la planta está limpia, no hay nada más bonito que su brillo natural.

Abonado para plantas de interior

Imprescindible para tener las plantas de interior perfectas es el abonado. Primavera y verano incorporar el abono cada 15 días. Otoño una vez. ¿Sólido o líquido? Las necesidades son mayores en primavera y verano por lo que debemos ponerles abono líquido porque la absorción es más rápida. En otoño un abono sólido de liberación lenta.

Hay un montón de abonos en el mercado. Os recomendamos comprarlo siempre en una tienda especializada en la que el técnico os puede aconsejar el mejor abono. Las plantas con flor necesitan un abono con más k y las verdes más N. Un buen ejemplo es NutriONE, que tiene una mezcla equilibrada de estractos vegetales y nutrientes minerales. También os recomendamos Vilmorin

En primavera hay que añadir tierra para compensar la merma que ha podido tener en invierno. Es importantísimo que la tierra venga con el precinto sanitario de la CE. Muchas plagas en las plantas aparecen con las tierras de los países asiáticos que no vienen desinfectadas.

Estos son algunos de los consejos de plantas de interior pero no son los únicos. en próximos artículos os daremos más consejos.

¡Llámanos!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad